11/11/13

Accidentes domésticos

Hola a tod@s!

Hoy he pensado que sería buena idea tratar los accidentes domésticos de mis enanos. Sí, habéis leído bien, accidentes domésticos a los 14 meses…

Resulta que mis hijos hace apenas tres semanas que han arrancado a caminar solos, sin cogerse de nuestra mano, y una que se levantan solos del suelo sin tener que cogerse a nada. Pues en este breve espacio de tiempo han aprendido a escalar cualquier cosa que ellos crean que tiene forma de escalón!

Si juntamos a la vena escaladora, el hecho de que cuando están cansados no coordinan bien sus movimientos y se caen constantemente tropezando con una simple pelusa, el resultado es: UN “COCO” CONTÍNUO.

Siempre tenemos a mano las cosas que les calman (chupete, doudou y papi para A; mami con teta preparada para X) más Arnidol cerca, claro está!

Esos remedios normalmente funcionan, pero el problema, con susto incluido, llega en el momento en que A cae mal y se va de morros al suelo, abriéndose el labio porqué se ha clavó los dos únicos dientes que tiene arriba (sí, va tarde en dentición…).

Así que nos pasamos dos horas haciéndole morder gasas para empapar la sangre que le salía, con el mordedor fresquito en la boca, dándole agua… Solo lloró cinco minutos, por lo que asumimos que no le dolía y como le salía poca sangre optamos por esperar a ver como se levantaba porqué como suponíamos, la pequeña hemorragia no paró hasta que se durmió y dejó de mover la boca.


Se ha levantado con una mancha de sangre reseca en toda la zona que le cubría el chupete y unos morritos como recién salido de una sesión de bótox, pero ha desayunado bien que era lo importante.

Os dejo un link para que veáis como escala su trona y baila cual gogó!
http://www.youtube.com/watch?v=ucLuwWx05PQ