16/11/13

Día del Prematuro

Por si no lo sabíais hoy se celebra el Día Mundial de los Niños Prematuros.

Mis hijos nacieron prematuros, por poco, porqué nacieron de 36 semanas y 3 días, pero lo fueron.

Y podrían haberlo sido mucho más ya qué en la semana 27 empecé a tener contracciones muy seguidas. Por suerte la atención rápida del equipo de ginecólogas que me visitaban (todas majísimas así que si necesitáis una gine en BCN preguntadme), el reposo que me mandaron y la medicación que me hicieron tomar frenaron la posible amenaza de parto.

Desde el 8 de junio de 2012 hasta el 15 de agosto de ese año, aquí la menda se instaló en el sofá día y noche. Cumplí con el reposo relativo muy seriamente porqué le tenía pánico a que mis pequeños llegasen a este mundo demasiado prematuros. Cada vez que andaba más de 5 minutos volvía a entrar en dinámica de contracciones y por tanto tenía que volver a tomarme la medicación para frenarlo todo, así que quietecita en el sofá estaba la mar de mona.

Por la noche también estaba en el sofá porqué estirada en la cama no conseguía dormir, y recostada en el sofá sí, así que me adueñé de medio sofá.

Mi ginecóloga opinaba que si aguantaba hasta las 35 semanas podíamos montar una fiesta, y yo que soy muy cabezona, aguanté más!

En la semana 32 me tuve que poner unas inyecciones para que mis bebés tuviesen los pulmones preparados si se adelantaban más de la cuenta, y además yo tenía estudiado a que hospital me iría dependiendo de en qué semana me pusiese de parto.

Por otra parte, sabía que nacerían por cesárea porqué A venía en podálica y X en transversa, así que por narices habría que ayudarles a salir.

Las semanas iban pasando, en la ecografía morfológica de la semana 32 los peques pesaban 1’6 kg cada uno, y como no me ponía de parto me hice ilusiones de librarme de incubadoras.

Y esa ilusión fue un error… Nacieron prematuros por semana y media, solo semana y media, pero tal cual me hicieron la cesárea se los llevaron a la UCIN (UCI neonatal).

Mi hijo pesaba más de 2kg, pero mi hija nació con un CIR (crecimiento intrauterino retardado). Se quedó con el peso que nos habían dicho en la semana 32. Se llevaron a los dos a la UCIN, y aunque a A le dieron el alta el 4º día de vida, os aseguro que si en ese entonces llego a saber todo lo que sé ahora, A se viene conmigo a la habitación.

Yo realmente no sufrí por la vida de mis hijos, porqué simplemente eran pequeños, pero no le deseo a nadie el paso por una UCIN, el llegar a la habitación después de ser madre y no tener a tus hijos contigo, que pasen más de 16h hasta poder tocarlos…

El personal de la UCIN de la clínica donde parí es excepcional, unas chicas increíbles, y las familias con las que coincidimos allí unas bellísimas personas con las que aun quedamos para comer de vez en cuando y ver como crecen todos nuestros pequeños.

Pero es muy duro llegar a casa con tu hijo y no conseguir estar feliz porqué has dejado a tu hija en el hospital, tener que hacer turnos para poder estar con tus dos hijos cada día, tardar 26 días en sentir que tu familia por fin está completa y unida en casa…

Hay que conseguir que la sociedad se conciencie de que la prematuridad es un problema, que hay que buscar fórmulas para reducir el número de pequeños que salen al mundo antes de tiempo, y que tenemos que cuidarnos mucho para mantener a nuestros bebés dentro de nuestras barrigas el máximo tiempo posible.


Por todo eso, FELIZ DÍA DEL PREMATURO a todos los pequeños luchadores y sus familias.

2 comentarios:

  1. Debe ser muy duro que te manden a casa y que tu peque se quede en el hospital, que pasen 16 horas y sin poder tocarlos, y como dices, no sentir esa felicidad plena porque te vas con uno pero el otro sigue ahí, y lo único que quieres es darle cariño y amor.

    Por cierto, me has dejado intrigada cuando dices que si lo sabes te llevas a A a la habitación. ¿Qué pasó?

    Enhorabuena por el blog! ;) Me está gustando leerte, y enhorabuena por esos peques y por su cumpleaños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Pues pasó que nació con 2,330 kg y ningún tipo de problema y paso 4 días en la UCIN en una cunita, pero sin nada enchufado. Ni vías, ni monitores ni nada...

      En aquel momento no me planteé preguntar por qué lo tenían allí si no le pasaba nada y por qué no me lo podía haber llevado a la habitación conmigo desde el momento que nació. Pensé que los médicos tendrían sus razones.

      Hablando con las enfermeras a posteriori me dijeron que no había motivos para haberlo tenido allí.

      Si hubiese estado bien informada y no me hubiese achantado puede que hubiese conseguido tenerlo en la habitación y haber establecido una lactancia materna con él.

      Gracias por pasarte por este rinconcito y espero que siga gustándote.

      Eliminar