24/2/14

Frustración

Frustración, sí... Eso es lo que siento desde hace días...

Frustración, cansancio, agotamiento, impotencia...


Os preguntáis el por qué? Os lo respondo muy resumidamente: mes y medio encadenando virus de la primera infancia.


Habéis leído bien, MES Y MEDIO!!! Y contado con el calendario delante :(

Vale, es normal que los niños en sus primeros años de vida se pongan enfermos continuamente porque tienen que inmunizarse de todo, pero teniendo mellizos es un no parar!!

Cuando no es uno, es la otra, y cuando no es la otra, es el uno... Total, que no hemos estado más de dos días seguidos con los dos niños sanos. No han tenido nada grave pero estamos agotados...

La logística familiar se vuelve complicada cuando uno está bien y va a la guarde mientras el malito se queda en casa porqué hay que cuadrar muchas cosas: disponibilidad de abuelos o permisos en el trabajo, horarios de llevada y recogida de guardería mientras uno de los mellizos está en cada malito, ten preparada la comida o haz compra de más, acaba las cosas pendientes del trabajo que has tenido que dejar a medias...

Y todo esto siempre que no caigamos nosotros enfermos, porque llega un momento que acabas cayendo con tanto virus al acecho.

Todo una locura, y sumándole que las noches de dormir del tirón son inexistentes cuando están malos, que la niña me pide teta contínuamente y que me paso el día corriendo para llegar a todo, voy completamente agotada.

Este post ha sido de desahogo, pero me gustaría que me explicaseis como os organizais cuando tenéis a los peques enfermos.