7/2/14

Mi EMBARAZO - La historia

Pues sí familia! Hemos sobrepasado las 1000 visitas!!!!!

La verdad es que me cuesta creerlo porqué como sabéis no hago demasiada promoción del blog, ni le cuento a mis conocidos que lo escribo, ni tengo FanPage en Facebook... Que os venís a enterar por Twitter cuando me da por escribir algo y ya está. Pero teniendo en cuenta que no llego ni a los 140 followers, es todo un lujo disponer de tantas visitas.

Eso sí, en gran parte se las debo a SomosMúltiples porqué cuando me añade a sus repasos semanales las estadísticas suben como la espuma y me leen hasta en Rusia! jajaja!

Bueno, a lo que íbamos... Creo que ese número de visitas hay que celebrarlo, y qué mejor que explicando como empezó todo? Pues sí, voy a contar como llegó mi embarazo! El como transcurrió, parto y lactancia lo dejaremos para más adelante.

Debo confesar que formo parte de la #infertilpany, que tengo SOP y mi marido unos nadadores un poco escasos, vaguetes y rarillos, lo que viene a llamarse oligoastenoteratozoospermia (ahora intentar repetirlo sin leer, y cuando seáis capaces el siguiente nivel es deletrearlo! jajaja!).

Total, que nos podríamos embarazar de manera natural, pero deberían alinearse muchos astros para que suceda, así que fuimos a pedir ayuda... Explicaré de forma fácil todo para los que os suenen a chino los nombres de las cosas como me sonaban a mí al principio.

Pasamos por los remedios de la abuela (onagra, vitaminas, cambiar hábitos alimentarios...) y nada. Después cuatro veces por el omifin, ovitrelle y progesterona (estimulación de ovulación con unas pastillitas, una inyección para liberar los óvulos y pastillas para mejorar el colchón del embrión), y nada...

El siguiente paso ya era decidir si IA (inseminación artificial) o FIV (fecundación in vitro). Y vistas las probabilidades de éxito que teníamos con cada cosa partiendo de nuestros problemillas de fertilidad, decidimos ir directos a FIV.

Pero directos quiere decir pasar por más analíticas donde a parte de mirar si tienes el SIDA, hepatitis y no sé cuantas cosas más, también miran tus cariotipos para ver si hay riesgo de tener bebés enfermos, vuelven a mirar tus hormonas para ajustarte las dosis de medicación, blablabla... Que mínimo un mes más no te lo quita nadie.

Por el camino, tu vas decayendo, porqué tienes unas ganas tremendas de ver esas maravillosas 2 marcas en un test de embarazo, pero no llegan nunca... En mi caso, cuando empezaba a plantearme comprarlos llegaba la amiga de rojo y me ahorraba el dinero, pero el chasco, aunque sea sin coste, va en aumento. Y además tienes que lidiar con las bromitas de los amigos, porqué siempre te vienen con lo de "a ver si hacéis niños ya, que sois los únicos", y tu te mueres de decirles a gritos y con los ojos llorosos, que no es tan fácil como se piensan y que lo harías encantada pero no lo consigues.

Pero sí, decides ir a FIV y te animas, porqué sabes que es la manera, y aunque te lo pintan como muy duro, tu ilusión está ahí, es la manera en la que seréis padres y te da igual todo porqué lo conseguirás.

El día en que la gine te da la receta de la medicación vas a la farmacia y pagas hasta con ganas los casi 800€ que cuesta el Gonal. Vuelve a aparecer la de rojo y te pinchas cada noche a la misma hora la barriga (en la que algún moratón sale), vas cada dos días a hacerte ecografías para ver como responden los ovarios a la medicación, te haces analíticas de sangre para controlar el estradiol, y llega el día en que la gine te llama y te dice: vé a comprar el ovitrelle que el lunes te hacemos la punción!

Estás cansada, hinchada, retienes líquidos por un tubo, te duelen los ovarios y empiezas a ponerte nerviosa, pero estás más que FELIZ!

El lunes a primera hora te meten en un quirófano y, mientras te echas la mejor siesta de tu vida, te sacan nada más y nada menos que 22 óvulos. Y tu marido por su parte está lidiando el pulso más difícil de su vida en un baño de hace 40 años...

El siguiente paso es ver la viabilidad de los óvulos, escoger los más "bonitos", juntarlos con los nadadores de corta distancia o incluso ayudarles a entrar y ver que pasa. Resultado 12 embriones! Ya podemos intentar montar un equipo de fútbol nosotros solos!

Pero un embrión cae por el camino, y los 11 restantes los clasifican con letras. Los más majos son A y los más feos son D.

Me estuve  semana de reposo porqué se me habían puesto los ovarios como pelotas por la hiperestimulación, pero la verdad es que me encontraba bien...

Fuimos a la transferencia de embriones frescos (como si fueran activos de banco vendidos en la pescadería), pero los embriones más preciosos del mundo no quisieron quedarse con mamá... La beta (análisis que confirma el embarazo) confirmó que no había milagrito.

De alguna manera supe que no me había quedado embarazada y no me chocó la noticia. A papá le dio más el bajón que a mí.

Acordamos con la gine ir a por frigobebés en el siguiente ciclo, así que volvimos a las pastillas varias. Esta vez era el turno de la meriestra y la progesterona.

Y el 22 de diciembre de 2011, nos tocó la lotería! No nos tocó dinero, sino que gastamos más en la transferencia de embriones congelados, pero conseguimos convencer a esos frigobebés para que se quedasen calentitos en la barriga.

El día 3 de enero la beta confirmó por si sola (912, era muy alta) que se habían quedado los dos transferidos. ¡ÍBAMOS A SER PADRES! ¡Y POR PARTIDA DOBLE!



2 comentarios:

  1. oooohhhhh!!!!!!
    no puedo decir nada más!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay carreras de obstáculos que vale la pena correr.
      Un beso!

      Eliminar