17/7/14

Lactancia Materna y Embarazo

Hola!

Sé que tengo esto abandonado, pero entre el trabajo, los mellis, la mudanza, visitas a la gine y mirar coches no doy para mucho más. Así que de antemano pido disculpas, aunque no tenga demasiados lectores.

He aparecido para explicaros como estoy viviendo la combinación de lactancia materna con mi hija y el embarazo.

Tal cual supe que estaba embarazada y se me pasó el shock inicial, una de mis grandes preocupaciones era como afrontar la lactancia durante el embarazo. Había visto algún programa de Bebé a Bordo con lactancias en tándem, pero no me había informado nunca sobre mantener la lactancia estando embarazada.

El primer trimestre de embarazo trae consigo tener los pechos sensibles, así que os podéis imaginar mi cara cada vez que X pedía teta…

Empecé a leer sobre el tema y me encontré con la afirmación de que la mayoría de lactantes se destetan solos al llegar el 4º mes de embarazo de la madre por la bajada de producción de leche que se produce por los cambios hormonales.

Aun con dolores varios, aguanté el primer trimestre. No quería destetar por decreto a X, siempre he pensado que ya lo hará ella cuando le apetezca.

Llegó el famoso 4º mes de embarazo y empezó a mamar menos y menos y menos… Y pensé, ya está! Se está cansando de esforzarse y que no salga la cantidad suficiente ni para humedecerse los labios.

Pasaron incluso tandas de 3-4 días sin que se acercara al pecho. Venía con el chupete puesto y me pedía brazos para que la achuchara como cuando mama pero sin pedir teta, momento en el que pensé que la lactancia llegaba a su fin después de casi 22 meses.

Pero no. Con la llegada del 5º mes de embarazo ha vuelto a la carga y con más tomas de las que hacía desde hace meses.

Supongo que el hecho de que en verano, con bikinis, camisetas de tirantes y tal, las tenga más a mano, y además con el calor tenga más sed se pasa el rato pidiendo pecho.

Total, que llevamos 23 meses de lactancia y no parece que vaya a destetarse en breve, por lo que voy explicándole que el bebé, N, solo podrá comer leche de la teta “hasta que tenga dientes” (esto sacado de la manga para que ella lo entienda).

A veces le pregunto, ¿N podrá comer galletas? Y ella me dice que no, que teta y se señala los dientes, jejejeje!

Por el momento parece entender que tendrá que compartir el pecho de mamá con su nuevo hermanito, al que llena de besos y caricias a través de la barriga, pero veremos qué pasa llegado el momento, si se destetará sola por el cambio de sabor de la leche o como gestionamos los posibles celos si sigue pegada al pecho.

Por otra parte no puedo dejar de comentar que de nuevo tengo que batallar con mi entorno para que entiendan que no pienso forzar el destete de X, que su lactancia no influirá negativamente en la de N, que no solo no le dejará sin comida, sino que además le facilitará la lactancia.


En fin, una etapa nueva en nuestra Lactancia Materna! Seguiré informando.

5 comentarios:

  1. Jajajaja lamento comunicarte que el cambio de sabor ése del que hablas a los niños les encanta!!! Recuerdo a mi pequeño koala escribiendo un tuit en el que decia que su hija la perseguía pidiéndole teta porque sabía a chocolate!!!! El calostro es dulce así que lo mismo sigue enganchada!! Ánimo y besotes.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces leeréis post sobre lactancia en tándem dentro de unos meses :P

      Eliminar
  2. :) Al final, seguís con ello! Y oye, qué bien que la puedas ir mentalizando. Monstruita tendrá que enterarse de sopetón, me da a mí, aunque yo le hable a veces de su futuro hermano.

    Ella no ha dejado de mamar ningún día, y vamos a por el quinto mes, así que me da que no se va a destetar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guapa! Pues sí, ahí seguimos. Y yo intento mentalizarla, aunque cuando llegue el peque ya veremos que pasa y como gestionamos los posibles celos que puedan aparecer.
      Y si la tuya no se desteta, hacemos un club de lactancia en tandem :P

      Eliminar
  3. X está acostumbrada a compartir, es melliza, seguro que te lo pone fácil. Solo puedo felicitarte, por el embarazo, por la lactancia y por seguir batallando.
    Mil besos

    ResponderEliminar