27/9/14

Fantasmas del pasado

Buenos y tempranos días,

Como muchos habéis leído ya por twitter estos días, el jueves en la revisión de las 36 semanas de embarazo la doctora me dijo que N había bajado mucho de percentil respecto a la revisión anterior (del 23 al 12) y que quería que volviese en una semana para volver a controlarlo y ver si se ha estancado su crecimiento o no.

A partir de sus palabras no he podido más que darle vueltas a la cabeza... ¿Puede ser esto un argumento para que hagan salir antes de tiempo a N de mi vientre?

Para empezar, según mis cálculos, estoy de una semana menos de gestación de lo que calculó la ginecóloga en la ecografía morfológica de las 12 semanas, por tanto N ya no sería tan tan pequeño.

Por otro lado yo mido 1,56m y en codiciones normales apenas llego a los 50kg, así que lo de tener bebés pequeños no lo veo tan descabellado si la naturaleza es sabia.

Acepto que su hermana mayor fue un caso de CIR (crecimiento intrauterino retardado), pero su hermano A pesaba algo menos de lo que ya pesa N y nadie dijo que iba mal de peso en ningún momento.

A mis 36 semanas de gestación solo he conseguido ganar 7kg. Supongo que el tener mellizos de 2 años no ayuda a poder descansar lo suficiente para que yo consuma menos energía.

En fin, sin saber que pasará en la eco del próximo jueves y que se le pasa por la cabeza a la doctora solo pienso en que no quiero pasar por otra cesárea.

A parte de tener que estar más días en el hospital sin que los mellizos acaben de entender mi desaparición (les voy explicando que mamá no sabe sacar sola a N y tendrá que ir al hospital para que la ayude el médico), la recuperación de la cesárea teniendo que atender a dos peques de 2 años no sería nada fácil ni placentero.

Quiero experimentar que es parir, hasta donde aguantaría, si conseguiré un parto natural sin anestesia, tener a mi bebé sobre el pecho nada más salga de mí.

No quiero que me vuelvan a abrir la barriga sin poder participar en nada en el nacimiento de mi hijo, con las manos "atadas" a los lados de una camilla, sin poder tocar a mi bebé o abrazar a mi marido.

No quiero se carguen mis anhelos de los últimos dos meses, cuando salí saltando de alegría de la consulta al decirme que N estaba colocado para salir de mi de manera natural.

PD: Perdonad lo pesada que estoy con el tema, pero las hormonas no ayudan en este momento.