5/3/15

un mes

Ya solo queda un mes para mi re-incorporación al trabajo.

No sé qué pasará cuando llegue al despacho; con quién trabajaré, en qué proyectos... En resumen no sé que me tocará hacer.

Lo que sé es que echaré muchísimo de menos estar con N. Ver sus avances diarios y ayudarle a conseguir nuevos logros. Ver su sonrisa cuando se despierte de sus siestas, Dormirlo en mis brazos. Darle el pecho sentada en un parque a media mañana cuando salimos de paseo. Enseñarle su reflejo en el espejo. Tirarme en el suelo a jugar con él....

También echaré de menos vestir a los mellizos por la mañana. Elegir juntos la ropa que quieren ponerse. Celebrar como una gran fiesta que han hecho pipí en el orinal. Peinar a mi hija y ponerle un clip a mi hijo. Que me den un gran beso antes de irse al cole con su padre.

Los señores políticos de este país no entienden que los permisos de maternidad deberían durar mínimo un año, hasta que la alimentación principal de los niños deja de ser la leche, materna o de fórmula, eso da lo mismo.

No es normal tener que dejar a tu hijo con otra persona cuando aun no es capaz de sentarse, por no ir más allá y decir que deberíamos dejarles como mínimo cuando ya andan y empiezan a saber expresarse.

A los mellizos los dejé con la canguro a los 7 meses. A N lo tendré que dejar con no llega a 5'5 meses.

En prevención de riesgos psicosociales hay una cosa que se llama Riesgo por Doble Presencia. Esto quiere decir que cuando estás en el trabajo se está más pendiente de lo que deberías hacer en casa, y cuando estás en casa piensas en lo que has dejado por hacer en el trabajo.

El principal aspecto de que este Riesgo exista es porqué en este país la Conciliación Laboral-Familiar no existe aunque se empeñen en decirnos que sí.

Conciliación no significa que pueda reducir mi jornada y mi sueldo si alego que necesito cuidar de mis hijos.

Conciliación no significa que tenga que perder un día de vacaciones para poder llevar a uno de mis hijos al pediatra porqué me voy a tardar más de 2h que es lo que tengo permitido por convenio.

Conciliación no es tener que pedir mil disculpas y cruzar los dedos para que no se tomen a mal que te pidas un día de vacaciones en cualquier momento del año porqué uno de tus hijos se ha puesto enfermo.

No señores, la conciliación no es eso.

Voy a intentar disfrutar al máximo del poco tiempo que me queda para disfrutar de mi bebé las 24h del día. 

Y no, no me apetece lo más mínimo volver a mi mundo exclusivo de adultos. No me apetece tener que pagar una canguro para volver a un trabajo en el que me deben 5 nóminas y aun son capaces de decirme que no soy eficaz, eficiente y lo bastante productiva.

No, no me apetece. Lo que me apetece es criar a mis hijos las 24h del día (aunque me agoten), hasta que sean personitas y no bebés, y que la puta crisis desaparezca, la empresa donde trabajo remonte y entonces pueda disfrutar trabajando.

Eso es lo que me gustaría.

2 comentarios:

  1. Vaya caca... Estamos todas igual... Yo buscando trabajo para incorporarme en cuanto termine el permiso. Suerte que mi enana irá a una guarde de muchísima confianza... Aunque la echaré de menos un montón :(
    Mucho ánimo y a llevarlo lo mejor posible!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Laura.
      Me alegro de que tengas guarde de mucha confianza. En mi caso N no puede entrar ahora en la guarde de sus hermanos por no haber plaza libre en la clase de lactantes, pero de todas maneras prefiero llevarlo a partir de septiembre, que el pobre ya ha estado bastante enfermo en 4 meses que tiene y la guarde es un criadero de virus.
      Un pediatra que tuvimos siempre me decía que si las leyes de conciliación de este país dejasen a los bebés con las madres hasta los 2 años se ahorraría muchísimo en sanidad porqué no se pondrían apenas enfermos.
      Los políticos deberían escuchar a los profesionales que tratan con niños.
      Que tengas suerte con el trabajo.

      Eliminar