22/5/15

Post-parto ¿qué es y cuánto dura?

¿Cómo veis/entendéis vosotros o vosotras el post-parto?

Incluyo al género masculino porque también lo sufren, aunque tengan un papel secundario.

Yo lo definiría como un período duro, ¡muy duro!

Acabas de parir una, dos o incluso más criaturas. Hace ya un tiempo que no duermes bien porque la barriga hacía que no supieses como ponerte, te levantabas veinte veces para ir al baño, etc.; así que lo de dormir poco ya no es algo nuevo, pero ahora además le añades los desvelos de la crianza.

Tus hormonas son una auténtica revolución y tu estado anímico una montaña rusa con más subidas y bajadas que el Shambala de PortAventura.

Igual ríes que lloras, te ves preciosa o piensas que te has quedado como una foca, sabes que eres la mejor madre que pueden tener tus hijos o de golpe no te ves capaz de sacarles adelante.

Hay días que tienes muchas energías y otro no encuentras la suficiente para levantarte y afrontar el día.

Tu cuerpo ha pasado por un duro trance y te duelen muchas cosas. Y si encima has sufrido una cesárea esto aún dura más, y el simple hecho de incorporarte de la cama puede ser un suplicio.

A todo esto, además, todo tu entorno te bombardea a consejos que en realidad no solo no necesitas sino que pueden minar la confianza que tienes en ti misma.

Yo solo doy un consejo: lo que tú pienses y creas es la mejor opción siempre. Así que dadle la razón como a los locos a quién te intente hacer cambiar de opinión.

Para mí el post-parto dura hasta que una misma se ve bien emocionalmente hablando.

¿Y cuánto dura esto? Pues depende…

Mi post-parto de los mellizos considero que duró menos que la cuarentena. En cambio el post-parto de N aun loveo vigente y está a punto de cumplir 7 meses.

Lo único que puedo deciros es que es un proceso que hay que pasar y que no es eterno.

Si la parte de no encontrar la energía suficiente para levantaros de la cama y afrontar un nuevo día se repite día tras día, no te avergüences, habla de ello y vé al médico. Las depresiones post-parto existen de verdad y no tienes por qué pasarla sola.

Ojo, tener ganas de llorar de vez en cuando no quiere decir que tengas depresión. Todo proceso de cambio cuesta de afrontar y nos hace tener momentos en los que decaemos, y la maternidad es un cambio muy grande en nuestra vida.


Yo siempre agradeceré hasta el infinito el apoyo de la tribu 2.0 y no sé qué habría sido de mí sin twitter, porqué hablar de lo que nos reconcome con alguien que ha pasado por lo mismo, ayuda, ¡y mucho!