19/9/15

Cuentos

Tengo muchos posts pendientes, pero entre la vuelta de vacaciones y el inicio de adaptaciones (algunas inexistentes pero con problemas) a cole y guarde, no he tenido tiempo ni de sentarme delante del PC más de 10min y ha sido para resolver temas del trabajo.

Uno de los post que hace tiempo que quería escribir es el de los cuentos que les ha ido regalando la gente a los mellis para el cumpleaños.

Aprovechando que nosotros les montamos el rincón de lectura, le pedimos a familiares y amigos que en vez de juguetes les regalasen libros.

Entre los que han caído hay de diferente índole, clásicos de toda la vida, sobre emociones y algunos que no conocíamos y son preciosos.

Entre los clásicos los que más han triunfado son los siguientes:





En esta casa somos muy fans de Pilarín Bayés y encontrar una recopilación de los cuentos de siempre ilustrados por ella fue un gran hallazgo.

El Patufet les encanta, en la guardería se lo explicaban muchas veces porque además del cuento en sí, incluye canción y rima.

Y la Caperucita la recrean ellos con títeres mientras se lo explicamos y es de lo más divertido.

Los que veis con el margen rojo son de la editorial RBA y están muy bien para primeros lectores, ya que en la parte de abajo de las páginas con texto tiene imágenes de elementos del cuento con sus nombre en letra de imprenta y en letra de caligrafía o redonda.

Sobre emociones tenemos a Anna Llenas y el Emocionario:



Nuestro ya comentadísimo Monstruo de Colores, pero esta vez en la preciosa edición con pop-ups, y Te Quiero (Casi Siempre) de Anna Llenas. En esta casa es un gran referente cuanto libros infantiles para tratar emociones.

El Emocionario aun no lo veo adecuado para la edad de los mellis, pero me ha gustado mucho leerlo. Las ilustraciones me han encantado y la forma de relacionar una emoción o sentimiento con otro me parece genial. Os lo recomiendo incluso para adultos.

Y tengo que destacar esta preciosidad de libro con pop-ups:



De la editorial Combel, que tiene varios de este estilo e incluso una pequeña colección de cuentos clásicos cortitos, pero éste es precioso.

Muchas veces me encuentro libros bonitos de pop-up cuya historia no tiene un hilo conductor y que cada página explica cosas diferentes, pero este además de lo bonito que es tiene una historia bien chula de piratas. La madrina de A la acertó de pleno, porqué a A los piratas y Sant Jordi le chiflan.



Y como hablamos de cuentos añado una moraleja al post: no siempre es necesario regalar juguetes a los niños. Regalar cuentos es una gran opción porqué además de introducirles en el hábito de la lectura hacemos que padres e hijos pasen tiempo juntos, disfrutando de una historia que nos hace volar la imaginación y llegar hasta las nubes con quién más queremos.



No hay comentarios:

Publicar un comentario