20/10/15

Cosas que no hay que decirle a una madre

Me gustaría hablaros de algunas de las frases que he tenido que aguantar durante mis tres años de maternidad, e incluso desde que estaba embarazada de los mellis, o que he oído que le decían a otras mujeres.

Ciertas opiniones valdría la pena que la gente se las metiese por guardase para sí mismo, básicamente porque no tenemos ni idea de la vida de los demás, de por qué han tomado una decisión u otra, y tampoco tenemos idea de como pueden afectar esos comentarios que muchos llaman inocentes.

Ahí va mi lista:

Por como te estás poniendo seguro que es niña.

Esa magnífica sabiduría popular que dice que si te embarazas de una niña, te pones fea y gorda porque la peque te quita tu belleza para quedársela ella. Pues maldita la gracia de que te llamen gorda o que haces muy mala cara.

¿Embarazada tan joven? Te lo has montado fatal. Deberías haber vivido más la vida. 

Ésta la viví en primera persona. Respondí que había vivido mucho más de lo que se pensaba, pero me callé no sólo que el embarazo era buscado sino que llegó después de varios tratamientos de fertilidad.

¿Esperas mellizos? Buff... Lo que te espera.

Pues sea lo que sea lo que le depare el futuro bienvenido sea, y si hay problemas mejor afrontarlos cuando se presenten y no agobiarse antes de tiempo. Muy simpática la gente.

¿Esperas mellizos? ¿En qué clínica te han hecho el tratamiento?

Ésta también la viví en primera persona y más de una vez, pero lo realmente preocupante es que me lo preguntaba gente que ni conocía. A ver alma de cántaro, ¿qué más le da a la humanidad si unos mellizos son fruto de un tratamiento de fertilidad o de un polvo muy bien echado? ¿Hasta dónde llega el chafarderío de la gente?

¿Esperas mellizos? Entonces ya te han puesto fecha para la cesárea, ¿no?

Otra manía de la gente, adelantar acontecimientos. Toda la vida han nacido múltiples por vía vaginal y se siguen pudiendo parir así. No hace falta comerle la cabeza a una madre con que van a abrirle la barriga para que puedan salir sus bebés. Si llega el momento y las circunstancias lo requieren pues vale, pero pueden salir por donde la naturaleza manda si no hay problemas.

¿Qué vas a tener el tercero? Estás loca.

Gracias por ir anunciando el apocalipsis a las futuras familias numerosas del mundo. ¿No es más delicado decir que no se van a aburrir? Además es la típica frase de alguien que no tiene hijos o solo tiene uno y se ahogan en un vaso de agua... Me gusta más cuando dicen: eres mi ídolo.

Parece que se han olvidado un bebé dentro de tu barriga.

Señores, cuando una mujer no hace ni 48h que ha parido tiene barriga de mínimo 5 meses de embarazo, y seguirá teniéndola unos cuantos días... Resulta que un útero del tamaño de embarazo a término no se deshincha como un globo. Pero podríamos responder: ¡Ui! Pues en la tuya parece que se han dejado dos, ah no, que es de la cerveza y los pinchitos en el bar.

Uisshh... Cómo tienes la casa. ¿Te cojo al bebé para que puedas barrer y recoger?

Pues mira no, mejor dejas al bebé donde está y coges tu la escoba y me recoges la cocina. Y si no te gusta ahí tienes la puerta.

Ser madre te está anulando como persona. Deberías despegarte del bebé y salir un poco, que ya no vienes nunca de cena y a tomar algo.

Pues resulta que a muchas mujeres la maternidad les cambia las prioridades, y salir de cena ya no es una, o a lo mejor por la logística y rutinas que tienen montadas no les va bien. Si en vez de decir eso propones ir a comer o a hacer un vermouth, igual se apunta.

O sacáis ya al crío de vuestra cama o se quedará a dormir con vosotros hasta que sea adulto.

Primero, ¿alguien ha visto a un chaval o chavala de 15 años durmiendo con sus padres?
Segundo, ¿te quedas una noche y te levantas las cuarenta veces que se va a despertar la criatura para volver a dormirlo?

Ya está muy mayor para la teta, eso es vicio.

¿Le das tu teta? Es más, ¿has dado teta alguna vez? Pues no opines de lo que no sabes. Dar pecho alimenta, consuela, protege y es un momento especial que sólo pueden compartir madre e hijo/a.

Deja que llore, que así se le ensanchan los pulmones.

Si te gusta oír llorar a un bebé te bajas alguna app con lloros, pero a pocas madres les es indiferente ver llorar a sus hijos. Ya nos sentimos bastante mal cuando lloran y no podemos calmarles de ninguna manera como para dejarles llorar y no hacer nada.

Y para acabar: en mi época no lo hacíamos así y se han criado igual.

Pues ahora estamos en una época diferente y se van a criar mejor aun, para que dentro de unos años se vendan menos antidepresivos y ansiolíticos.

En fin, éstas son algunas muestras, pero tanto en el ámbito maternal como en cualquier otro deberíamos cuidar mucho nuestros comentarios. Como siempre digo, la esencia está en el respeto y si la gente respetase más y juzgase menos habría menos problemas en el mundo.