3/3/16

Guerras absurdas

Después de varias semanas viendo guerras, a mi entender absurdas, voy a pronunciarme.

¿Por qué hay que ser de un bando u otro? ¿Parto natural, epidural o cesárea programada? ¿Teta o biberón? ¿Colecho o habitación separada? ¿Porteo o cochecito? ¿BLW o triturados?

Como bien sabéis tengo tres hijos, engendrados y criados por los mismos padres, y con cada uno hemos hecho cosas diferentes porqué cada uno tenía y tiene unas necesidades diferentes.

La crianza no es blanco o negro. Hay una infinidad de grises, o mejor dicho, un espectro de colores que pueden llenar ese espacio.

Está claro, demostrado científicamente, que hay cosas que son mejores, y otras peores, para un bebé, niño, adolescente o adulto.

Pero a parte de las evidencias científicas, la situación de cada familia, las necesidades en cada casa, son unas y puede haber mil variaciones.

Hablando de mi experiencia os diré que los mellis, nacidos con un minuto de diferencia, tuvieron lactancias diferentes. X lactancia materna prolongada de casi tres años, A lactancia artificial con algún bibe esporádico de leche materna. Y añado a N con una lactancia materna de duración, para mí normalita, de ocho meses, siete de ellos en tándem con su hermana.

¿Por qué esas diferencias? Porqué cada niño es un mundo y quiere/necesita unas cosas.

A se dormía solito en su cuna desde que tenía una semana, acompañado de 5 o 6 dou-dous. X primero se durmió al pecho, y luego en su cuna simplemente escuchando como le cantaba una nana. N duerme en mi cama o no nos deja dormir a nadie.

De nuevo, cada uno a su estilo.

Y así os podría relatar un montón de casos, en que los tres han sido, son y serán diferentes.

Hace mucho que escribí un post llamado Educación y Respeto y lo sigo suscribiendo. ¿Por qué nos empeñamos en meter cizaña en algo tan personal y con casos tan particulares como es la crianza?

Cada uno que haga primero lo que quiera y después lo que pueda. Dejemos de juzgar a los demás si somos los primeros a los que nos molesta que se nos juzgue.

Basta de absolutismo y totalitarismo en crianza, ¡por favor!

3 comentarios:

  1. De verdad, a mi personalmente es un tema que me cansa. Cada familia y niñ@ es un mundo, y por lo tanto cada un@ se adapta a su situación que no es ni peor ni mejor que la ajena. En mi blog también hay varios posts sobre mi punto de vista.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que cada uno tiene su manera de hacer y de ver las cosas... En la crianza no hay verdades absolutas. Dejemos vivir al personal y que cada uno tome las decisiones como mejor crea.
      Gracias por comentar guapi

      Eliminar
  2. Bravo. Bravo y Bravo. Una entrada genial y es que pienso igual. Qué más da como cries a tus hijos si ellos están bien, tu estás bien, lo demás no importa y es que son un poco cansinos en que si das teta, no puedes tener amigas que den biberon porque eres una talibana y al revés, y lo mismo con el domir, el portear, o lo que sea y es que lo que tendríamos que hacer es dejar de criticar y ayudar más, apoyarnos entre nosotras y dejar que cada una siga su instinto.
    MUAS!

    ResponderEliminar