15/3/16

Problemas en el inicio de la lactancia

Hoy vuelvo con uno de mis temas estrella de las últimas semanas, la lactancia. Pero más concretamente de cómo abordar el inicio de la lactancia y solucionar los problemas típicos que aparecen en esos primeros días.

Como he dicho varias veces, en la maternidad como en todo en esta vida, la información es la base para saber reaccionar ante las dificultades, y en la lactancia la información es poder; poder para eliminar mitos muy arraigados, poder para hacer oídos sordos a consejos que más que ayudar entorpecen, poder para saber a qué te enfrentas y y cómo solucionarlo o a quién pedir ayuda.

Si en vuestras clases pre-parto apenas se habla de lactancia, o lo que os cuentan no va mucho más allá de deciros que es lo mejor para el bebé, os recomendaría acudir a un grupo de lactancia desde el embarazo, porque de la experiencia del resto se aprende mucho y es una buena manera de hacer "tribu".

Pero a lo que vamos... ¿Cómo se inicia la lactancia? ¿Duele? ¿Cómo sé que mi hijo/a come lo suficiente?

Éstas son algunas de las típicas preguntas que muchas madres primerizas, nos hacemos al tener un hijo.

¿Cómo se inicia la lactancia?

Pues así en resumen, el cuerpo de la mujer, a través de las hormonas, le indica al cerebro en el momento que la placenta se desprende del útero, que debe empezar a producir leche para alimentar al bebé. Además, el contacto entre madre e hijo y la estimulación del pecho le darán las indicaciones adecuadas de la cantidad de leche que debe producir.

Los bebés, como cualquier animal, nacen con los instintos de supervivencia y de protección bien gravados, y si se permite que el recién nacido esté sobre su madre nada más salir de su vientre, él solito es capaz de llegar hasta el pecho.



Ahora me diréis que todo esto no siempre es posible, y tenéis toda la razón del mundo. Pero así, con el agarre espontáneo del bebé al pecho, todo fluye y se pone en marcha más fácilmente.

¿Cuándo sube la leche? ¿Lo notaré? ¿Duele dar el pecho?

Normalmente lo que conocemos como la subida de la leche aparece entre las 48h y las 72h después del parto, momento en que los pechos de la madre aumentan de tamaño, se notan más calientes, muchas veces se ingurgitan (se ponen duros), y la leche pasa del color amarillo del calostro al blanco de la leche.

En ese momento, con los pechos ingurgitados, es probable que te duela el más mínimos roce. A mí se me pusieron las tetas como piedras después de tener a N y parecía que el suje iba a explotar).

Un remedio casero que va muy bien para calmar un poco ese dolor es ponerte hojas de col en el pecho (tiene efecto anti-inflamatorio), pero sin tocar los pezones porque la col es amargante.

Otro problema que trae tener los pechos como piedras es que dificulta el agarre del bebé, porque al estar tan duro no puede amoldarlo bien a la succión, no saca la leche que precisa aunque haya mucha y puede enfadarse y llegar a "rechazar" el pecho, por lo que no iría nada mal vaciar un pelín el pecho para que no esté tan duro.

Esta situación puede durar varios días, y no implica acabar en una mastitis. La clave es que el bebé vacíe bien el pecho, y no conviene abusar del sacaleches porque entonces le estamos dando a entender a nuestro cuerpo que produzca más leche porque lo estamos estimulando más.

A más estimulación más producción y por tanto los pechos aun más cargados.

Si lo que notas es una pequeña molestia justo en el momento del agarre, pero no va más allá, no te preocupes. Es probable que esa molestia aparezca a causa del reflejo de eyección (la leche sale a chorro) y puede que incluso os salga leche del pecho del que no mama el bebé.

Si duele toda la toma, te aconsejo que busques ayuda porque el dolor contínuo durante la toma casi siempre implica que la posición o el agarre no es correcto, y sólo corrigiendo ésto el dolor desaparecerá. En cambio, si no lo corregimos acabarán apareciendo grietas o no se vaciarán bien los pechos y es cuando hay riesgo de sufrir mastitis, y eso si que duele.

Además el dolor nos bloquea, hace que nos tensemos, produce adrenalina,.. Y todo eso bloquea las hormonas prolactina y oxitocina, que son las encargadas de que fabriquemos leche.

¿Cómo sé si mi hijo come?

El signo más claro para saber si el bebé come es que hace pipí, porque quiere decir que se mantiene hidratado.

No os hablo de las cacas porqué se han dado casos de bebés totalmente sanos que se pasan muchos días seguidos sin hacer caca...

La ganancia de peso es otro factor que te indicará si tu bebé se alimenta bien, pero no te obsesiones con ello porque cada bebé es un mundo. El pediatra te dirá si todo marcha como debe.

Si el pediatra os dice que no está ganando el peso suficiente consultad con una asesora de lactancia o IBCLC. En muchas ocasiones un frenillo lingual que impide el movimiento adecuado de la lengua, o de nuevo un mal agarre o posición, puede estar causando que el bebé no ingiera la leche que realmente necesita.

Hay mujeres que tienen problemas físicos que les impiden poder establecer una lactancia exclusiva (podéis consultar dos posts al respecto aquí), pero en esos casos pensad que una lactancia mixta no es un fracaso, es un ÉXITO.

14 comentarios:

  1. Aunque yo ya no lacto a mi ahijada le iría genial!

    ResponderEliminar
  2. Que bien me van todos estos consejos. Se nota que sabes de lo que hablas. Creo que ya he pasado por todo lo que explicas jeje ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  3. Apuntada!!! :) :) :)
    El principio de mi lactancia fue algo duro y encima en el hospital no me ayudaron nada, al contrario, ellas con el biberón todo el día. Que pesadilla!!!! Pero lo conseguimos y aunque a veces es duro, me encanta darle el pecho a mi niña!! :)

    ResponderEliminar
  4. Es un kit must hace antes de la llegada del Cuarto q puede ser en cualquier momento!tngo muchas ganas de probar los parches de hidrogel,sobre todo!gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ánimo con los últimos días, que son pesados y nunca mejor dicho.

      Eliminar
  5. Me apunto! Me encantan tus consejos de lactancia! Hacen falta consejos de primera mano como los tuyos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, gracias y gracias! Comentarios así animan a seguir.
      Un besazo

      Eliminar
  6. Me apunto!Necesito los parches de hidrogel

    ResponderEliminar