1/4/16

Trabajar y lactar

Como os comentaba en el post sobre cuándo es necesario un sacaleches, uno de los momentos clave en los que puede ser muy muy útil es cuando la madre se incorpora al trabajo y no quiere dejar la lactancia.

No voy a reiterarme en las recomendaciones de la OMS de hasta cuando se debería alimentar al bebé exclusivamente con leche de su madre por dos motivos:

  1. Ya os lo sabéis de memoria
  2. Cada binomio madre-bebé es un mundo y igual que la organización de cada casa.
A raíz del segundo motivo me gustaría proponer diferentes opciones en el caso de querer seguir amamantando al bebé cuando toca incorporarse al trabajo.

Lo primero es ver la edad del bebé, porqué no actuaremos igual si nos encontramos ante una madre autónoma que debe volver a trabajar tal cual acaba la cuarentena, que si se incorpora cuando el bebé tiene 4 meses o aquella mamá que ha conseguido juntar permiso maternal y vacaciones o se coge una excedencia y vuelve cuando el bebé tiene más de séis meses.

Si el bebé tiene menos de cuatro meses deberá tomar sólo leche, y es el momento de decidir si seguir con la lactancia materna exclusiva o pasarse a mixta, por lo que la madre puede optar por:
  • Si el lugar de trabajo lo permite, tener al bebé con ella y seguir lactando a demanada
  • Si el trabajo no está lejos de dónde cuiden al bebé, acercarse a verle cada pocas horas o que el cuidador vaya hasta el trabajo de la madre.
  • Extraerse leche y que el cuidador se la dé al bebé en su ausencia.
  • Pasar a lactancia mixta y que el cuidador le dé leche de fórmula al bebé.
Si el bebé tiene más de cuatro meses se pueden seguir las mismas pautas anteriores o iniciar la alimentación complementaria. Ante esta última posibilidad nos podemos encontrar que el bebé aun no esté preparado para tragar alimentos que no sean leche y que sin querer escupa, lo que no quiere decir que no le guste, simplemente aun no sabe tragar.

Si el bebé tiene más de 6 meses ya se puede iniciar la alimentación complementaria mientras la madre no está presente y lactar cuando madre y bebé estén juntos.

La cantidad de leche que tomará el niño al principio es una gran incógnita, porqué puede ser que rechace comer o que parezca que se comería un toro... Así que como recomendación os diría que guardéis la leche en cantidades pequeñas (unos 40-60 ml), por si no quiere comérsela no tener que desechar mucha leche.

Cuando hayan pasado unos días sabréis cuanto come de media el bebé y ya podréis dejar preparadas las tomas con la cantidad más aproximada.

Para saber cuantas veces comerá el bebé se puede hacer el cálculo aproximado de dividir entre 3 las horas que estarán separados madre e hijo para obtener el número.

Por otro lado no os obsesionéis con querer que el bebé se acostumbre a comer de un biberón, vaso, jeringa o lo que sea días antes del día T (T de trabajo), porqué si la madre está disponible no hace falta calentarse la cabeza o sufrir unos y otros. Y podéis estar tranquilas, que quién se quede al cuidado del bebé se las ingeniará para darle de comer.

Si el bebé irá a la guardería debéis saber que como mínimo en las catalanas (en el resto de España lo desconozco) se respeta la lactancia materna tanto directa como diferida, por lo que la madre puede ir cuando quiera a amamantar a su bebé o llevar su leche y que se la den las educadoras. 

Para acabar os dejo una tabla sobre la conservación de la leche materna:



Cosas a recordar:

  • Si hay leche fresca y leche congelada, dar primero la fresca.
  • Si sólo hay leche congelada, dar la más antigua.
  • Para descongelar la leche ponerla al baño maría pero fuera del fuego. Por ejemplo, calentar un bol de agua en el microondas y poner el recipiente con la leche dentro del bol.
  • Si el bebé mama mientras está con la madre, ésta no se quedará sin leche. Puede disminuir la producción, pero no quedarse sin.
Si tenéis alguna duda podéis dejar un comentario en este post o mandarme un mail a dobleaventuras@gmail.com.

Espero que este post os ayude a planificar vuestra lactancia más allá de la vuelta al trabajo.

2 comentarios:

  1. Que bien me vienen todas estas entradas... Yo quiero hacer ya mi propio banco de leche materna y tengo una pregunta ¿hay un máximo de tiempo en el que la leche puede estar congelada? ¡Mil gracias por todos tus aportes! ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola!! Lo pone en la tabla, máximo máximo 6 meses. Y tanto en la nevera como en el congelador ponla al fondo, para que no tenga cambios de temperatura al abrir y cerrar la nevera.

      Eliminar