27/5/16

Regalos de cumpleaños infantiles

Tenía que escribir este post o sino reviento.

Esta semana el grupo de whatsapp de la clase de X no ha parado de sonar, llenándose de tropocientos mensajes sobre el regalo de cumpleaños que le haremos a un niño de la clase que celebrará su cumpleaños fuera del grupo trimestral.

Hasta ahí todo correcto, entiendo que hay que hacerle un regalo, que a todos los niños les gusta abrir paquetes, y que si puede ser consensuado con la familia mejor que mejor, porque regalar cualquier trasto no hace falta.

Lo primero que me chocó fue el hecho de que se estaban poniendo 10€ por niño para el regalo. ¡10 €! Mi regalo para cualquier amigo siempre es un cuento, y con el presupuesto de un solo niño ya compras un cuento bien chulo.

Pero es que al final somos 15 personas participando en el regalo lo que significan ¡¡¡150€ para hacerle un regalo a un niño que va a hacer 4 años!!!

¿De verdad es necesario hacer un regalo de 150€ a un niño de 4 años? ¿En serio?

Anem a pams, que diríamos en catalán... Para empezar, antes de poner el dinero, habría preguntado a los padres qué necesitan para el niño, y a partir de ahí proponer presupuesto.

Parece ser que se le comprará al niño una bici, que yo no sé si es el mejor regalo para hacer entre los compis del cole, pero vale, es lo que quieren. Pues resulta que una bici con sus complementos en el Decathlon cuesta unos 90€.

Como contamos con un presupuesto de 150€, a parte de la bici, cómo si fuese poca cosa, decían de comprar algo más hasta acabar el dinero. Por suerte, alguien puso un poco de juicio y se comentó añadir el casco y el dinero sobrante devolverlo, o ponerlo a cuenta de los participantes para el regalo de fin de curso de la maestra.

Desde el momento en que se dijo lo de los 10€ por persona, y para no calentarme, porque como sabéis nuestra situación económica lleva tiempo con déficit de ingresos por lo hijos de mala madre que son mis jefes, y no escribir algo que me ponga en contra de media clase, me limito a leer y apoyar comentarios como el de guardar el dinero sobrante (lo dijo una mami que ya conoce de antes a una gran parte de las familias de la clase).

Sí, podría haber dicho directamente que no me parecía bien poner tanto dinero o que prefería hacer un regalo a parte y que por no llevar la contraria o que la gente me tache de borde, o vete a saber, no lo he hecho. Pero eso me he auto-convencido de que no volverá a pasar, y a la siguiente me descuelgo del grupo y listos, que me digan lo que quieran.

Imaginaros que todos los niños hicieran cumple por su parte, y tuviera que poner 10€ por regalo, teniendo tres hijos me supondría un presupuesto en regalos de 720€, que se dice pronto...

En nuestra casa, cuando decidimos celebrar algo no es para tener regalos, y advertimos a la gente que no traiga nada, aunque algunos se empeñen. Cuando pasa esto último pedimos cosas útiles y de pequeño tamaño, porque para nosotros el verdadero regalo es que la gente se organice para poder venir a las fiestas y quiera pasar un buen rato con nosotros.

Es que ni a nuestros hijos les regalamos cosas por regalar, para muestra tenéis el rincón de lectura que les preparamos como regalo a los mellis en su último cumpleaños.

Los niños no son capaces de apreciar aun el esfuerzo que cuesta conseguir ciertas cosas, y comprar por comprar, o querer parecer los Reyes Magos para mí no es educativo...

Es algo sobre lo que reflexionar y dar vueltas, pero sobretodo hay que ser racional.

Hasta aquí mis desvaríos de hoy.