12/7/16

Zapatos madre e hija

Lo prometido es deuda, y hace cosa de un mes le dije a X que buscaríamos unos zapatos iguales para ella y para mí y así lo hice.

Desde siempre le han gustado todos mis zapatos y las bailarinas las que más, llegando a decirme hace poco que las plateadas se las tengo que regalar cuando le vayan bien.



Hará cosa de un mes, se me acabaron de romper las bailarinas blancas. Sé que el blanco no es lo mejor para ponerle a una niña de no llega a cuatro años, porqué el blanco va a durar nada y menos, pero son las que me hacían falta, y después de lo que me gustó el servicio de Pisamonas me puse a mirar varios modelos.

Estuve hablando con Pisamonas para encontrar un modelo que estuviera disponible en su talla 27 y mi 37, y reconozco que costó porqué había un modelo con una cinta que me gustaba más, pero lo conseguimos.

Hice que las dos abriésemos la caja a la vez, y X se puso eufórica.



Por supuesto se las quiso poner al instante y acompañarme a hacer unos recados. Estaba taaan feliz que me dejó hacerle un montón de fotos, cosa que cuesta horrores.




Le van un poco grandes, y he conseguido que las guarde hasta septiembre, pero me toca guardar las mías también. Todo sea por ahorrarnos morros largos y enfados continuos.

¿Qué os parecen nuestros zapatos nuevos?



De nuevo remarco el buen servicio de Pisamonas, el precio y la calidad del calzado y les doy las gracias por estas bailarinas.

Por cierto, el viernes día 15 de julio empiezan rebajas en su web, así que si de normal ya están bien de precio será cuestión de echar un ojo para la vuelta al cole.

2 comentarios: