7/10/16

Madres no perfectas

Hay quién piensa que las madres tenemos que ser perfectas, y sobretodo delante de nuestros hijos, con ellos y para ellos. Pero resulta que somos humanas, personas con sentimientos propios, a las que el mundo que les rodea más allá de sus hijos también les afecta, y por tanto podemos tener un mal día (o dos, o 15...).

Que nadie piense que no nos esforzamos por ponerles siempre una sonrisa a nuestros hijos, pero hay días que no somos capaces.

Hay días que podemos con los nuestros y diez más, y hay otros que apenas podemos con nosotras mismas.

Hay días que somos capaces de atender a los niños, hacer la compra, tener la casa impoluta e incluso coser un disfraz. Otros no llegamos ni a recoger las tazas del desayuno.

Hay días que te llevas a la tropa al parque y eres capaz de aupar a media clase de tus hijos, y otros que les sobornas con ver tres capítulos de la Patrulla Cansina y que coman galletas de chocolate con tal de llegar a casa y poder pillar el sofá, aunque sea con los tres niños encima.

Hay días que te sacan de quicio, pero cuentas hasta diez, respiras hondo y se te pasa; otros explotas, pegas un grito y te pones a llorar delante de los niños.

¿No os pasado nunca? ¿Seguro? ¿Pero seguro? Si de verdad no te has visto así nunca, llama al libro Guinness de los Récords, que seguro que sales en la próxima edición.

Si te sientes identificada en alguno, o todos, de los supuestos verídicos anteriores, no te agobies... Alguna vez tiene que pasar, somos humanas, no robots ni superheroinas, aunque la sociedad pretenda que lo seamos.

Yo hoy he petado, he gritado contra una almohada y me he puesto a llorar.

Mi primera reacción al serenarme y ver cómo me miraban los niños ha sido pensar "¡mierda!", pero no, era lo que necesitaba para descargar en ese momento, y mejor chillarle a un cojín que a uno de los niños, cosa que podría haber pasado si hubiese intentado aguantar la tensión que tenía encima.

Señoras, deberíamos dejar de sentirnos culpables cuando tenemos malos momentos, de juzgar a quién explica que no tiene un buen día y pasar a arrimarle el hombro o tenderle una mano.

Gracias a todas las que habéis estado ahí esta semana. Está siendo una semana dura y sin vosotras habría sido peor. Os quiero.

15 comentarios:

  1. A veces pasa, es que es lo que dices, somos humanas...

    Yo a veces, me salgo al jardín, me siento y miro al infinito porque como tengo uno de esos días malos y anden los niños por casa, prefiero eso que no estar con ellos de mal humor o chillarles aunque a veces peco.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo intento encerrarme a hacer scrap o salir de paseo, pero hoy no podía hacerlo.

      Hay días y días.

      Eliminar
  2. Belen todo pasa lo bueno y lo malo, lo bueno hay que disfrutarlo, lo malo superarlo como mejor se puede...Ya sea gritando, llorando o acelerandose con tus compis blogueras porculeras.

    Mañana va ir todo de lujo y tu algun dia llegarás a rozas la perfección como todas jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Quita, que si rozo la perfección no podré quejarme... Un besote

      Eliminar
  3. Aix Belén.... Mira que lo poquito que me he podido conectar al menos me alegro de haberte hecho sentir reconfortada... Un besazo gordo, toda la suerte mañana y nos corremos una mini juerga por la noche 😘

    ResponderEliminar
  4. aixxx, como te entiendo!!!!
    Cuando tengo un mal día que no puedo ni con mi alma, y ese día la niña pretende hacer mil cosas con mami y llega un momento que no puedo y le contesto mal, ya está mi madre, suegra o quien sea, para recriminarme que no puedo hablarle así, que las madres no hacen eso. La última vez que mi madre se atrevió a decírmelo le contesté: esto mismo lo he aprendido de ti ya que tu siempre me has contestado de esta manera.
    Es verdad, somos humanas, no perfectas. Intentamos hacerlo lo mejor posible y hacer mil millones de cosas a la vez, pero no es posible, NO PODEMOS!!!! Y nuestra mente y nuestro cuerpo, a veces, se satura de tal manera que explotamos.

    Intento pararlo antes de tiempo para no pagarlo con quién no debo, pero hay veces en los que no se puede. Quien diga que nunca, nunca ha pasado por algo así que venga y que me lo explique, porque NO ME LO CREO.

    Muas!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco me creo que alguien no haya pasado por nada de eso nunca. Y nos encontramos con uno de los tabúes que nos impone la sociedad y ya va siendo hora de romperlos.

      Nos vemos mañana guapi

      Eliminar
    2. Sí!!! tengo muchas ganas!! Ya verás como desconectar un poco te irá genial!!!

      Eliminar
  5. Hay días bastante duros pero siempre sale el sol. Ya verás este finde que bien lo pasaremos! Muchos ánimos y suerte para mañana! Un abrazo!
    Pd. El otoño me está costando horrores!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aishh el finde... Lo que habría dado por poder salir.

      Eliminar
  6. Yo ultimamente parece que no llego atodo pero hay momentos que veo la luz jiji. Un besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí empezamos la semana mejor, después de una buena llorera de desahogo todo se ve diferente.

      Eliminar
  7. Tienes toda la razón,Belen.Yo estoy asi cada tarde y debería poder irme corriendo al cuarto o al baño y gritar o llorar,xo no puedo.sigo ahí en el foco de problemas y asi nos va..en fin,q es muy duro,xo de todo se aprende
    cada día es una hoja en blanco!gracias x compartir tus sentimientos.seguro q ayudan mucho a otras mamis como yo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues hay que descargar o la tensión se acumula y acabamos explotando... Si tienes que llorar, llora, aunque sea cuando ya estén dormidos.

      Eliminar