9/11/16

No puedo explicároslo porqué no lo entiendo

Me fui a dormir con tensión. Ayer arrancaba la jornada electoral más importante, las elecciones a Presidente de los Estados Unidos de América y la partida estaba entre Hillary Clinton y Donald Trump, y yo tenía miedo.

Sí, me fui a la cama con miedo y tensión. ¿Por qué? Porqué me lo veía venir. Seguía teniendo esperanzas, fe en la raza humana, pero viendo que aquí no aprendemos ni que nos roben directamente la cartera y cómo allí Ana Pastor recibía esas respuestas de la gente de a pie, me temía lo peor.

Y lo peor ha pasado. Un señor que se declara él mismo como homófobo, xenófobo, sexista y amante de los ricos, que quiere construir un muro, deportar a 11 millones de personas, que dice que de las mujeres lo importante es el físico, que el cambio climático es una tontería, que ha declarado que bajará impuestos a las grandes empresas para que suban los ingresos de los ricos y luego ya se verá si aumentan los puestos de trabajo, que se rodea de gente que quiere eliminar las ayudas para los tratamientos del VIH y usarlos para "rehabilitar" a homosexuales, etc.; ese señor va a gobernar uno de los países más potentes e influyentes del mundo, por no decir el más potente e influyente.

Mi pésame a los derechos
y valores humanos

Me fui a dormir con miedo y tensión, pero he amanecido con estas noticias y por mi cabeza sólo pasan imágenes de destrucción, de una tercera guerra mundial y la crisis global más grande que haya podido imaginar.

Llamadme apocalíptica, pero tengo absoluto pánico.

¿Qué podemos esperar de ese señor? Le veo usando los recursos de defensa de EUA cómo si jugase a la última versión del videojuego Call Of Duty.

Mi siguiente reflexión ha sido pensar cómo explicarle todo ésto a los niños, y he decidido que, aunque normalmente intentamos explicarles de una manera simple y a la altura de su entendimiento los temas de actualidad, no les voy a explicar nada si no preguntan ellos directamente. No es que no quiera explicarles lo que está pasando, es que no puedo porqué no lo entiendo ni yo misma.

No sé cómo explicarles que cuando nosotros les estamos educando en unos valores de respeto hacia todos por igual, sean de la raza y condición que sean, un señor que defiende todo lo contrario va a gobernar el mundo.

No sé cómo explicarles que un señor que infravalora de tal manera a las mujeres que afirma que lo único importante de nosotras es el físico, obtiene el voto del 53% de las mujeres blancas de su país y del 26% de las latinas, a las que además ha insultado públicamente.

No sé cómo explicarles que mientras nosotros les decimos que todo el mundo, sea nacido en el país que sea, se merece las mismas oportunidades, ese señor va a construir un muro para que los latinos no puedan llegar a EUA y va a deportar a 11 millones de personas que tienen una vida construida y han luchado por unos derechos en un país al que muchos llegaron jugándose la vida.

No sé cómo explicarles que mientras les hacemos saber que elijan a quién elijan como pareja les vamos a querer y respetar igual, ese señor trata de enfermos a los homosexuales.

No sé cómo explicarles que ese señor va a hacer más grande la brecha económica entre ricos y pobres, que el derecho a la sanidad universal en ese país está más lejos que nunca de ser una realidad, que es probable que las ayudas en enseñanza se limiten sólo a su querida raza blanca, que los guetos van a ser más guetos,¡¡ que el respeto por el mundo entero se ha ido a la mierda!!

No supe explicarles que aquí gobiernan unos señores y señoras que sabemos que nos han robado, me limité a decirles que estaba triste y no entendía a quién les había votado. Pero lo de Trump aún es más increíble, y no sólo me produce tristeza; me provoca miedo.

No sé explicarlo porqué no lo entiendo.

Y mi miedo crece al pensar que la victoria de ese señor pueda darle alas a la ultraderecha en Europa.

Tengo miedo porque aquí nos gobiernan ladrones, en Europa quienes abandonan a personas que sólo buscan una oportunidad para sobrevivir y nos hunden en la miseria a todos con los recortes, y ahora EUA lo gobernará un misógino, xenófobo y homófobo.

Estoy por pedirle un rincón en el búnker al Gran Wyoming y no salir en los próximos cuatro años o asociarme con un ingeniero aeroespacial y construir una nave que nos lleve a otro planeta que sea habitable.

Sea lo que sea, paren el mundo que mi familia y yo nos bajamos.

PD: me pregunto si todo ésto es culpa de la falta de apego de toda una generación. Os juro que me lo pregunto.