22/11/16

Suelo pélvico y postura corporal

Cuando fui madre de los mellizos no tenía mucha idea de qué era eso del suelo pélvico, de la importancia que tiene en nuestro cuerpo y de lo mucho que deberíamos cuidarlo para evitarnos problemas de salud.

Con el tiempo, y a raíz de interesarme más por aspectos relacionados con la maternidad me di cuenta de lo poco conscientes que somos de lo importante que es toda esa zona, de que no tenemos ni idea de la de músculos que lo conforman, de cómo puede afectar el embarazo y parto a su estado, y de que todas deberíamos hacernos revisiones periódicas al respecto.



Recuerdo que en las clases de preparación al parto a las que asistí embarazada de los mellis nos explicaron que era muy importante hacerse una revisión y recuperación del suelo pélvico después de ser madres, y que en Francia todas las mujeres lo hacen y si no quieren les hacen firmar un papel por si en un futuro tienen problemas relacionados con suelo pélvico la seguridad social no les cubrirá los tratamientos que precisen.

En ese momento pensé lo necesario que debía ser y que tendría que hacer dicha rehabilitación, pero entre el ingreso de X, que movilizar a dos bebés no es fácil y dejárselos a alguien menos, lo fui dejando y me vi embarazada de nuevo y sin haberme hecho ni la evaluación post-parto.

Es cierto que en ningún momento noté molestias, ni tenía pérdidas de orina, pero eso no quiere decir que no haya cosas a mejorar.

Justo antes de empezar las clases pre-parto en el segundo embarazo me hicieron una pequeña exploración y me tranquilizaron al decirme que la fuerza que podía hacer al contraer la vagina estaba muy bien, incluso para una etapa del embarazo en la que los músculos están más laxos como es el tercer trimestre.

Después de parir al peque he de decir que me ha costado 2 años hacerme una revisión de suelo pélvico. Era algo que quería hacer y tenía pendiente, pero lo vas dejando y cuesta encontrar el momento, pero por fin lo he hecho gracias a Carolina Martínez Bellido, la fisioterapeuta especializada en uroginecología que nos respondió tantas dudas sobre suelo pélvico hace un par de meses.

Lo primero a tener en cuenta para ir a hacerte una evaluación del estado de suelo pélvico es tener claro que te van a tocar hasta en el carnet de identidad. Lo que viene siendo ahí abajo, en nuestra vagina, igual que nos pasa cuando vamos al ginecólogo o la matrona. Así que confiad en el profesional, dejad en casa la vergüenza y relajaros, porqué sino más vale que lo dejéis para otro día.

La verdad es que yo iba con total confianza y Carolina es muy cuidadosa.

Lo primero es una pequeña entrevista para hacer un poco de historial médico previo: patologías previas, enfermedades familiares, cuantos embarazos y partos has tenido, molestias que notes, si se tienen pérdidas de orina, heces o gases, postura corporal...

Luego es ver exactamente la postura corporal, para ver como sin darnos cuenta estamos sobrecargando el suelo pélvico (ahí tengo mucho que mejorar), y a partir de ejercicios de respiraciones, contracciones abdominales y ejercicios de Kegel hacer una primera evaluación. Una vez mirado todo eso se pasa a la exploración interna.

La única molestia que noto en mi suelo pélvico es una sensación de peso cuando tengo la regla, algo que puede ser normal por la inflamación que sufrimos en esa zona al menstruar, pero en cambio Carolina me ayudó a descubrir un problema que no tenía ni idea que tengo y que en un futuro puede hacer que llegue a tener pérdidas de orina.

Resulta que cuando tosemos, la zona del transverso abdominal, debería contraerse sola, sin siquiera pensarlo. Pues yo he perdido esa sinergia o "automatismo" para proteger al suelo pélvico de la presión que hacemos al toser, con lo que debería hacer ejercicios para recuperar eso.

A parte, mi postura al sentarme, con la espalda encorvada y la cabeza adelantada, solo hace que añadirle presión y peso a mi suelo pélvico (además de tensarme toda la espalda) y es algo a corregir también. Ahora soy un poco más consciente de ello e intento recolocarme como me ha enseñado Carolina y me estoy dando cuenta que alguna vez ya me siento bien sin pensarlo, aunque me pasa poco...

En fin, que el suelo pélvico es un gran desconocido y más abandonado aún. Que todas deberíamos hacernos revisiones periódicas porque es un tema de salud muy importante, y que por mucho que oigamos que tener pérdidas de orina o dolor durante las relaciones sexuales después de parir es normal, NO LO ES.

Os animo a haceros una revisión y poneros en tratamiento si es necesario.

Para las que sois de Barcelona o alrededores os dejo el contacto de Carolina Martínez, gran profesional y mejor persona.


Carolina Martínez Bellido
Teléfono: 678.553.090
E-mail: carolina.mabe@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario