22/5/18

De cookies, datos personales y otros desvarios


Hace mil años que no paso por aquí, pero la nueva ley de protección de datos (la famosa RGPD) me ha traído de cabeza igualmente…

Con esta nueva adaptación de la Ley que se aplicará igual en toda Europa, cualquier web, blog o servicio de internet tiene que cumplir unos requisitos mínimos de información a los usuarios, donde se explique cómo se tratan y para qué se usan los datos que recopilamos de las personas que en algún momento han pasado por nuestros blogs.

Si sois seguidoras habituales del blog, o mejor dicho si lo eráis, porqué con lo poco que he escrito en el último año poco me merezco conservar lectoras, ya sabéis que ni busco suscriptores, ni mando newsletters, ni he usado vuestros datos para nada más que para responderos a los comentarios que dejabais en los posts o a los mails que me pudieseis mandar.

Aún así, visto lo que piden y legalmente un blog pequeñito como el mío es igual que una de una marca internacional, me he planteado qué hacer y cómo hacerlo.

La opción de cerrar el blog ha pasado varias veces por mi mente en los últimos días… Pensaba, “total, para lo poco que escribo desde hace tiempo y que no pretendo sacarle rendimiento alguno al blog, si lo cierro tampoco pasará nada”.

Pero entonces chafardeé las cutre estadísticas de Blogger y vi que aunque no escriba, unas dos mil personas pasan por aquí cada mes a leer ciertas entradas y me supo mal que algo que ha crecido con mis hijos, que me ha dado la oportunidad igual de desahogarme que de proporcionar información valiosa para otras personas, por no hablar de la gran cantidad de gente maja que ha aparecido en mi vida, desaparezca de golpe…

Photo by Chocolate monster mel


La opción para minimizar la recogida de datos y cumplir a mínimos con la nueva ley era eliminar todo lo que pudiese recoger datos vuestros, o casi, porque las cookies son imposibles… Así que han ido fuera todos los banners de marcas/empresas que pudiesen tener fines comerciales y también he desactivado la opción de dejar comentarios en los posts.

El único banner no propio que he dejado, ha sido el de Pallapupas, que ellos son una ONG y cualquier ayuda que se les brinde es poca, por eso espero que lo entendáis.

A partir de ahora, como ya no podréis comentar en el blog, si necesitáis más información sobre cualquier tema de los que hable, podéis mandarme un mail a dobleaventuras@gmail.com y os responderé encantada, porqué entiendo que si ya me mandáis un mail es que me dais permiso para usar vuestra dirección de correo electrónico para responderos… jejeje!

En fin, que espero que entendáis los cambios, que sigáis leyéndome, y que no me caiga ninguna multa 😉

Un besazo a todas y todos!